Recetas de Milanesas a la Napolitana


Una receta con historia y no precisamente proviene desde Italia. Esta famosa milanesa le debe su nombre a un restaurant llamado ¨Napoli¨ ubicado frente al tradicional Luna Park y transcurrió allá por los años 50.
Un cliente que acostumbraba a cenar a diario en este restaurant era atendido rigurosamente por el mismo mozo que anticipado a la situación ordenaba la milanesa a la cocina con solo verlo llegar.
Lo mismo se repitió noche tras noche sin ningún tipo de inconvenientes hasta que algo se modificó dando un cambio a favor en la historia de la clásica milanesa.
Una cierta noche este habitual comensal llegó más tarde de lo acostumbrado a cenar su milanesa y el cocinero ya se había retirado, así que otro tomo su lugar y con tanta mala suerte (o buena suerte no???) Paso de fritura a la única milanesa que había. Desesperado por lo sucedido consultó al dueño del restaurat quien le dio la idea de disfrazar el percance tapando la milanesa con jamón, queso, salsa de tomate y luego gratinarlo.
Mientras el desafortunado cocinero trataba de salvar la situación el mozo se acercó al cliente invitandolo a probar algo nuevo y especial.
Así fue que tanto pero tanto le gusto al comensal la nueva especialidad de la casa que el mismo dueño con su puño y letra añadió a la carta ¨Milanesa a la Napoli¨.
Con el tiempo este nombre se fue modificando hasta llegar a ser rebautizada como milanesa a la napolitana, el plato más popular y bohemio que no puede faltar en la carta de ningún bodegón, restaurant o bar porteño.

RINDE:  sufficiente para 2 personas

Ingredientes

  • 500 gramos nalga o peceto cortado para milanesas,
  • 2 huevos,
  • 1 cucharada mostaza,
  • Sal y pimienta a gusto,
  • Pan rallado cantidad necesaria,
  • Salsa de tomate espesa cant. Necesaria,
  • Fetas de jamón cocido y queso mozzarella cantidad necesaria.
  • Aceitunas y orégano para espolvorear (optativo).

Instrucciones

  1. En un bowls batir los huevos junto a la cucharada mostaza. Añadir la carne ya desgrasada y salpimentada.
  2. Rebozar la carne en el pan rallado y llevar a freír en abundante aceite caliente. Retirar y escurrir sobre papel absorbente
  3. Acomodar las milanesas en una placa amplia para horno sin encimar.
  4. Sobre cada una colocar un poco de salsa, una feta de jamón y otra de queso. Llevar a gratinar en horno bien caliente.
  5. Al momento de servir si te gusta le podes agregar alguna aceituna y espolvorear con un poquito de orégano.
  6. Lo ideal si estás perfecto del hígado y sin nada de colesterol es servirlas acompañadas de unas buenas papas fritas pero si no también van muy bien con un rico puré de papas cremoso o arroz blanco.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *